Arrestan pelotero de las Estrellas Orientales en incidente durante toque de queda en que policía resulta herido en SPM

0
316

COMPARTE ESTA NOTICIA/HAZ CLIC

Por Diario LibreFranklin Cordero – Noticias
SAN PEDRO DE MACORÍS, República Dominicana.-Un pelotero y otros tres hombres fueron detenidos ayer en el municipio Quisqueya, en San Pedro de Macorís, después de un incidente, ocurrido durante el toque de queda, cuando amenazaron a miembros de una patrulla con una escopeta y un agente resultó herido.
El pelotero Wirfin Yobani Obispo, de 36 años, y los demás hombres están acusados de violentar el horario de restricción de circulación y la Ley 64-00 de Medio Ambiente, con un escándalo de alta contaminación sónica en un vehículo, el cual fue retenido.
Los demás detenidos son Adonis Pineda, de 25 años, Francisco Joel Minier, de 25 años, y Jonathan Cuevas, de 23, todos residentes en el municipio Quisqueya.
Según el informe preliminar de la Policía, una patrulla acudió al llamado, vía telefónica, de moradores porque a las 9:00 de la noche el negocio denominado El Swing, ubicado en la calle principal de dicho municipio, se encontraba abierto, por lo que al llegar allí los agentes policiales se percataron de que los hoy detenidos violentaban el toque de queda a bordo de la guagua marca Audi blanco, placa G286729.
Al momento de hacerle parada, según la Policía, Wilfin Obispo se desmontó del referido vehículo y con sus manos golpeó varias veces a la unidad policial manifestando que se fueran del lugar porque ellos no irían presos.
Agrega un comunicado de la Policía que sus miembros al notar la negación del grupo se vieron en la obligación de dispararle a unos de los neumáticos delantero, en el lado izquierdo al vehículo.
Entonces, señala, se desmontó de la guagua Adonis Pineda, armado de una escopeta marca Scort, calibre 12, la cual está a nombre de Obispo, y encañó a la referida patrulla, originándose un forcejeo para poder desarmarlo.
En ese momento, un agente resultó con una herida abierta en el cuero cabelludo, luego que su arma cayera al suelo y resultara destruida en dos pedazos.